"Veo un futuro cada vez mejor para los Malbec argentinos"

Para el enólogo Adriano Senetiner, propietario de la bodega Viniterra, la crisis actual genera una buena oportunidad para los vinos argentinos en el exterior
Foto: Gentileza Viniterra

En momentos en que las estadísticas muestran una caída a nivel mundial en el consumo de vinos, para la industria vitivinícola argentina puede ser una buena oportunidad para seguir creciendo y posicionar sus vinos en los mercados externos, por su muy atractiva relación precio-calidad.

Para Adriano Senetiner, enólogo de profesión, fundador de la bodega Nieto Senetiner y actual propietario de Viniterra, los Malbec seguirán siendo la punta de lanza de este desembarco de las bodegas argentinas en los mercados mundiales.

¿Cómo impacta la actual coyuntura en el mundo del vino?

Definitivamente, esta recesión económica hace que el consumidor sea mucho más cuidadoso en términos de gasto. Por lo que hemos observado en estos últimos cuatro meses, el descenso en el consumo de vinos finos se está acentuando. Diría que en el orden general, las bodegas tienen una caída en sus exportaciones de entre un 20% y un 25% con respecto al año anterior.

También se va a producir que los vinos de alta gama sean sustituidos por vinos finos pero de menor precio. En los Estados Unidos, por ejemplo, el consumidor está descubriendo los vinos de buena relación precio-calidad, donde los argentinos son muy competitivos.

¿La crisis genera una oportunidad para los vinos argentinos en el mercado de EE.UU.?

Evidentemente, si bien no va a ser una explosión, creo que es una buena oportunidad para que los vinos argentinos sean los que sustituyan a los vinos más caros, fundamentalmente franceses, italianos y españoles.

El consumidor estadounidense, al conocer la oferta argentina, se da cuenta de que tenemos vinos tan dignos o más que los más caros. Por ejemplo, el consumidor que habitualmente consumía vinos californianos, se está inclinando por los argentinos, en el segmento de hasta 20 dólares, que es el más activo en estos momentos.

Cuando se termine la crisis, ¿los consumidores cambiarán sus pautas de consumo o volverán a segmentos de mayor precio?

Posiblemente sea una oportunidad de instalar definitivamente los vinos argentinos en la cultura del consumidor estadounidense. No nos olvidemos que si bien la Argentina hace gala de una contracción importante, nosotros tenemos una participación mínima en el mercado mundial de vinos, con menos del 2%. Por lo que es muy probable que se afiance nuestra participación.

Partiendo de la base de que la competencia es muy grande, a nivel local e internacional, ¿cómo hace Viniterra para diferenciarse?

Considerando que Viniterra es una bodega mediana-chica, nosotros intentamos con éxito proponer al mercado algunas alternativas de varietales que no sean las tradicionales como el Malbec, Cabernet, Chardonnay, Sauvignon Blanc. Incorporamos cuatro variedades de buena respuesta en el mercado externo: Pinot Noir, Carménère, Viognier y Pinot Grigio. Dentro de nuestra modesta producción, advertimos que ya no nos alcanza para atender la totalidad de la demanda.

¿Puede ser que apostar todo al Malbec sirva para posicionar al vino argentino pero que a la larga termine generando saturación en el mercado?

No creo que el Malbec argentino pueda producir saturación en el mercado. Personalmente, veo un futuro cada vez más próspero, en términos de exportaciones, del buen Malbec argentino. Y no solamente de alto precio, barricados, sino también de vinos jóvenes, muy bebibles y a buenos precios. En EE.UU. por ejemplo, hemos logrado crear desde Viniterra un pequeño mercado atractivo con un espumante de Malbec.

Información provista por Piano15
Lunes 27 de abril de 2009 – La Nación

MULTIMEDIA
Spot de Ecole Garzon
Nuestos Clientes
Desarrollamos nuestras capacitaciones con Museo Renault, Howard Johnson y el Alvear Palace Hote entre otros.
Copyrigth EcoleGarzon | www.ecolegarzon.com.ar | info@ecolegarzon.com.ar